22 de noviembre de 2010

Manifiesto

Honrar la vida, al aire libre, con repelente. Estar en contacto con la naturaleza, una ducha y un bidet. Fomentar el amor libre, desinteresado y monógamo. Prestarse a la música para convertirse en una herramienta de la conciencia libre y el sello discográfico.
Ojotas, pero havaiannas. Bambula, pero Benssimon. Sentido lúdico, pero playstation. Tomar una pepa, vestirte en Las Pepas. Recorrer el mundo, con GPS. Regalar amor, la semana de la dulzura. Conectar con el resto de la gente, vía facebook, twitter y linkedIn.

Paz y amor. Entrega y compromiso. Libertad y Marcelo T.

Sean ustedes bienvenidos al hippitalismo.

1 comentario:

catalinatrujillo dijo...

Más que cierto...

Hablando de hippismo, me dieron ganas de apagar el computador, irme al campo y no volver... pero no puedo, soy hippitalista, es la verdad.